Nuestros proyectos

“El cabaret al servicio de las lenchas”

Este proyecto es financiado por la Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC SEMILLAS en el marco de su convocatoria de Fortalecimiento del Movimiento Lésbico 2013-2014.

¿Por qué surge este proyecto?

El proyecto busca contribuir al fortalecimiento del movimiento lésbico del país a partir de ofrecer el cabaret como una herramienta de construcción de discursos innovadores y divertidos a grupos lésbicos de Yucatán, Nuevo León, Sonora y Jalisco.

Se impartirán (hasta el momento llevamos dos) cuatro talleres de cabaret con la intención de brindar a las participantes las herramientas necesarias para el desarrollo de un proceso creativo de cabaret.

El proyecto se desarrolla de la siguiente manera: Se está trabajando con cuatro organizaciones lésbicas: LESMTY (Monterrey), DIVERSILESS (Guadalajara), CAFÉ CON LECHE PRODUCCIONES (Hermosillo) y UNASSE y LA RENDIJA (Mérida). La elección de las organizaciones tuvo que ver con que conocemos su trabajo y pensamos que son las ideales para construir sinergias.

La propuesta es trasladarnos a las sedes de cada organización para impartir un taller en humor y cabaret desde la perspectiva de los derechos humanos. La duración de cada taller es de diez días, de ocho horas diarias con un máximo de diez participantes. Cada taller será́ impartido por dos personas.

Los temas del taller son: Puesta en escena de un espectáculo de cabaret, bases de dramaturgia contemporánea, dirección escénica, conceptualización de espectáculos, apreciación del arte.

Antes de iniciar el taller las participantes escriben a manera de monólogo o de conversación entre dos personas algo sobre su historia personal como mujeres lesbianas y es a partir de estas historias personales que con distintas improvisaciones se construyen las historias que se transformaran en una puesta en escena.

Es importante mencionar que al término de cada taller cada grupo hará́ una presentación de la puesta en escena, esto con la finalidad de mostrar los resultados del taller y dejar a la organización una herramienta más de sensibilización y análisis de la situación de las mujeres lesbianas en nuestro país.

Al término de los talleres se le dará́ seguimiento a cada organización, y a como han utilizado esta puesta en escena, número de presentaciones, respuesta a la puesta en escena, etc.

 

 

“Cámbiate el chip, vuela”

Este proyecto fue financiado por la Sociedad Mexicana Pro Derechos de la Mujer AC SEMILLAS en el marco de su convocatoria de Fortalecimiento del Movimiento Lésbico 2012-2013.

¿Por qué surge este proyecto?

Por la necesidad de construir consensos y una cultura política en la que el derecho fundamental de todas las personas a ejercer la sexualidad libres de coerción, discriminación y violencia se entienda como un elemento indispensable de nuestra identidad ciudadana y de la convivencia democrática, más allá del llamado a la tolerancia y de la defensa de los casos de excepción.

Necesitamos salirnos del debate ideológico y moral, necesitamos nuevas herramientas creativas e innovadoras, que permitan acercarnos al problema desde otros lugares y experiencias y creemos que el video puede darnos la posibilidad de hacerlo desde el humor.

Necesitamos mirar las cosas desde otra perspectiva, tal vez hacer una pausa y por un momento dejar de preguntarnos ¿qué reclama el Movimiento Lésbico? ¿Por qué lucha?, para preguntarnos ¿cuál es el aporte de ese movimiento y de las lesbianas a nuestras vidas, nuestra familia, nuestro entorno laboral y a nuestro país?

Esta campaña de sensibilización “Cámbiate el chip, vuela” consta de doce videos de 3.5 minutos cada uno, que al estilo de un documental retratan los aportes de las lesbianas a las distintas esferas de la vida pública y privada (ámbito familiar, ámbito laboral, ámbito social y ámbito político).

En cada uno de estos videos podemos ver al padre, a la madre, al hijo, a la amiga de una lesbiana,  a un plomero y una trabajadora del hogar que trabajan para lesbianas, además de una diputada que trabaja por incluir los Derechos Reproductivos de las lesbianas en las leyes mexicanas y una funcionaria pública que habla de su experiencia al trabajar de cerca con mujeres lesbianas. Lo anterior con la intención de que sean los y las otras las que fortalezcan el Movimiento Lésbico y legitimen el aporte de las lesbianas a  la sociedad.

Si bien las historias narradas en los videos son testimonios reales, se buscó que actores y actrices representaran estos papeles con la intención de darle más visibilidad al proyecto.

 

Actividades del proyecto:

•           Entrevistas a personas cuya vida les ha cambiado por estar cerca de una mujer lesbiana.

•           Desarrollo de guiones de video.

•           Filmación de videos.

•           Distribución de videos a organizaciones de la sociedad civil.

•           Transmisión de videos en distintas salas y espacios públicos.

 

“Campaña en contra de la violencia de género Las Publivíboras”

Esta campaña, parte de la idea de un observatorio de violencia de género en los medios de comunicación (televisión, radio, internet, etc.), particularmente en la publicidad que, de manera lúdica, busca sensibilizar a la población sobre la importancia de observar y denunciar los mensajes inequitativos, misóginos y sexistas que los medios promueven; además de propiciar el debate y la reflexión sobre el tema.

¿Por qué surge este proyecto?

La publicidad ha funcionado como una herramienta eficaz para mantener el orden jerárquico del sistema de género. Los estudios realizados en torno a esto (Peña y Frabetti 1990), revelan que recoge una visión sexista de las mujeres y de los papeles que se les han asignado tradicionalmente. Así, prevalece la consideración de la mujer como un objeto sobre la persona, utilizando su cuerpo como reclamo, a la vez que se reitera su papel dependiente del hombre y se le asigna en exclusiva los papeles relacionados con la vida doméstica y el cuidado de las personas. La publicidad se ha convertido para las mujeres en un espejo distorsionado de la realidad, un espejo que sólo muestra a mujeres bellas, jóvenes y delgadas, con las fuertes repercusiones que esto puede suponer para la salud entendida en su sentido más amplio, así como para el autoconcepto y para la configuración a nivel social de los imaginarios colectivos, los papeles sociales y los estereotipos acerca de cómo debe ser una mujer y lo que se espera de ella.

La Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, Convención de Belem do Para —que entró en vigor en 1995 y que fue firmada y ratificada por nuestro país—, apunta como deber de los estados “abstenerse de cualquier acción o práctica de violencia contra la mujer y velar por que las autoridades, sus funcionarios, personal y agentes e instituciones se comporten de conformidad con esta obligación” (art. 7o, apartado a), así como “alentar a los medios de comunicación a elaborar directrices adecuadas de difusión que contribuyan a erradicar la violencia contra la mujer en todas sus formas y a realzar el respeto a la dignidad de la mujer” (art. 8o, apartado g). Sin embargo a pesar de los tratados internacionales y la legislación nacional, creemos que es prioritario  sensibilizar sobre la importante función de los medios de información en lo relativo a informar y educar a la población acerca de las causas y los efectos de la violencia contra las mujeres y a estimular el debate público sobre el tema exigiendo el respeto a nuestros derechos como consumidores, pero sobre todo como ciudadanos y ciudadanas.

Con esta premisa se crea un observatorio donde se detecta la violencia de género (aquellos actos de violencia hacia las mujeres, por el simple hecho de ser mujer, ya sea en la vida pública o privada, y puede tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico) en los contenidos publicitarios o propagandísticos expuestos en los diferentes medios con el apoyo de la sociedad. Ésta es quien denuncia y critica, con interacción a partir de las redes sociales de nuestra organización.

El proyecto se divide en tres etapas:

La primera etapa es de producción de materiales. Estos incluyen calcomanías en tres tamaños con la leyenda: “Esta publicidad es ofensiva contra las mujeres”, así como un folleto explicativo de la misma, un video promocional de la campaña y un spot de radio. Estos creados con la finalidad de informar acerca de ésta y las formas como la sociedad puede participar.

La segunda etapa contempla la presentación de la campaña y la entrega de materiales en universidades de la Ciudad de México, presentación hecha de manera lúdica con un sketch de cabaret para sensibilizar a los y las jóvenes sobre las causas y consecuencias de la publicidad sexista. Al mismo tiempo, se mantienen una página en Facebook y una cuenta de Twitter para que sean los y las jóvenes quienes puedan subir imágenes y los comerciales que identifiquen como ofensivos y violentos.

La tercera etapa se relaciona con la denuncia explícita de este tipo de publicidad. Se elige a un jurado experto en el tema para que sea quien califique las campañas publicitarias. Según las distintas categorías (hogar, belleza, bebidas, etc.) se eligen ternas para presentar en “La Noche de las Publivíboras”, evento gratuito que, parodiando a los premios Oscar, “reconocerá” las campañas publicitarias más misóginas. Una de las últimas acciones, pero de las más importantes, es contactar a las empresas responsables de los comerciales nominados y “ganadores”, para intentar establecer un diálogo sobre las campañas sexistas, las cuales muchas veces no son detectadas por sus realizadores como tal, y también conversar sobre la posibilidad de hacer una publicidad incluyente.

Actividades del proyecto

•           Denuncia ciudadana de publicidad con contenidos misóginos en nuestras redes sociales.

•           Gira por universidades del Distrito Federal para invitar a la comunidad estudiantil a sumarse a las actividades del observatorio (pega de calcomanías con la leyenda esta publicidad es ofensiva contra las mujeres, denuncia de publicidad en nuestras redes sociales, asistencia al evento La Noche de las Publivíboras).

•           Acciones de calle para invitar a la gente a conocer el observatorio y sumarse a las acciones.

•           La Noche de las Publivíboras, anti-premiación que, al estilo de los Oscares, reconoce a lo más misógino de la publicidad a partir de las denuncias hechas por la gente en nuestras redes sociales. Evento donde también se reconoce campañas incluyentes y que no reproducen estereotipos de género.

•           Relación con empresas y agencias de publicidad nominadas o ganadoras en La noche de las Publivíboras para dialogar sobre la importancia de una publicidad no sexista ni misógina.

 

Es importante señalar que con este proyecto hemos creado buenas alianzas de colaboración tanto con instituciones públicas como el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, la ONU Mujeres, la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, entre otras, así como con instituciones privadas como Ogilvy&Mather, la Universidad La Salle, la Universidad Iberoamericana, La Agencia Viva, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s